Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Mi amigo Frank llegó a Miami

Warhol P.

HAVANA TIMES, 28 abr— Este lunes 23 de Abril, finalmente Frank se fue a Miami, se encontrará con el padre, y más tarde irá a New Jersey para pasar un tiempo con su madre que lo espera ansiosa.

Fuí a despedirlo al aeropuerto José Martí. No me gustan las despedidas, mucho menos cuando presiento que no volveré a ver a un amigo en largo tiempo, o quizá nunca más.

Todos sabemos que salir de Cuba es difícil, ni siquiera teniendo suficiente dinero un cubano puede tomarse la libertad de sacar un pasaje a cualquier lugar del mundo e irse a visitarlo.

Estar en Cuba es como estar preso, una de las posibilidades que uno tiene para irse es teniendo algún familiar en el extranjero al que realmente le intereses, y brinde su ayuda, para de alguna manera sacarnos.

Otra opción que tenemos los cubanos es arriesgarnos a salir por el mar en balsas mal construidas, casi siempre una aventura así termina en desilusión y desgracia, porque pisar tierra estadounidense es casí imposible, muchos mueren en el intento, otros no llegan a tierra, son recogidos por alguna embarcación y deportados a la isla.

Estando en el aeropuerto, Frank no paraba de encender un cigarro tras otro, estaba nervioso, pero muy contento y lleno de esperanza, sabía que a partir de ahora tendría una nueva vida.

Me decía que quería comenzar a trabajar lo antes posible para independizarse y ganar dinero.

Cuando le pregunté si nos volveríamos a ver otra vez, no supo responderme, hizo silencio. Lo abracé dos veces antes de que se fuese, le pedí que se cuidase mucho y que no cometiera locuras.

Lo vi alejarse, y me dió algo de tristeza ver como se perdía entre la gente. Salí del aeropuerto, y desde entonces no he dejado de pensar en él.

Ahora recibí un correo de Frank, y dice así:

Llegué bien, mi papa me recibió, no te preocupes, aquí hay de todo, tienes que verlo con tus propios ojos. Me gustaría mucho que estuvieses aquí, pero ya sé que eso es difícil. Te escribo otro día con más tiempo.

Tu amigo, Frank.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *