Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


La contemplación de peces, una vía efectiva contra el estrés

La contemplación de peces, una vía efectiva contra el estrés

La cría de peces ornamentales es una práctica muy antigua que tomó auge en Cuba; sin embargo, quizás muchos de los aficionados ignoren que la contemplación de esos especímenes constituye un antídoto contra el estrés.

Seguir con la mirada su rastro a través de las paredes transparentes de una pecera resulta un eficaz sedante, al cual el hombre tuvo acceso desde el siglo X, cuando aparecieron las primeras criaturas doradas en China, denominadas hoy goldfish.

No obstante, algunos estudiosos afirman que ya mucho antes los romanos y la nobleza griega atesoraban en sus mansiones especies de agua dulce, en tanto científicos y fanáticos de diversas latitudes dedicaron su vida a andar por ríos y riachuelos en busca de ejemplares exóticos.

A la Isla llegó la afición en 1851, cuando el sabio cubano Felipe Poey hizo público un folleto en el cual invitaba a la población a acometer la cría de pececillos en los hogares, pero solo se popularizó 100 años después.

Contrariamente a lo que muchos piensan, ellos enferman como cualquier animal común y su recuperación se hace difícil, en tanto las patologías más abundantes son los trastornos natatorios, diarreas, la decoloración y los parásitos.

Publicaciones especializadas afirman que en el mundo se conocen unas 600 especies de exhibición, aunque Cuba solo cultiva alrededor de 60, de las cuales los colisables son de las preferidas.

Las peceras, además de contribuir a desterrar la intranquilidad, constituyen una suerte de laboratorio donde se cultiva, sobre todo en los niños, el amor a la naturaleza.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *