Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


“Me enamoré de Pinar del Río para siempre”

Directora del Centro de Estudios Forestales de la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca, la Dr. C. Milagros Cobas López ha sabido combinar una carrera exitosa como investigadora con la formación de su familia.

Responsable de un proyecto para la introducción de una tecnología que permite la siembra de árboles sin afectar los suelos, esta mujer afirma orgullosa que vive enamorada de Pinar del Río.

De Santiago a Pinar

"Llegué a la carrera de Ingeniería forestal de una forma casual. Aunque era una de mis opciones en el preuniversitario, en realidad no era la que prefería.

"Cuando se me otorga, entonces tuve que viajar a Pinar del Río, que fue hasta hace poco más de una década el único sitio donde se estudiaba esa especialidad en el país; siempre con la idea de volver a Santiago de Cuba, lugar del que provengo.

"Nunca pensé quedarme, pues allá tenía a toda mi familia; pero llegó el amor. Me enamoré de un compañero de estudios y ese fue el principal motivo que me hizo permanecer aquí. Ah, pero también me enamoré de mi profesión".

Labor como científica

"Para mi tesis de doctorado me dediqué a trabajar en la introducción de una tecnología que en Cuba no tenía antecedentes. La misma se basa fundamentalmente en la sustitución del uso de las bolsas de polietileno negro por otro tipo de envase, llamados tubetes, para la siembra de posturas de especies forestales.

"Este tubete permite cambiar los componentes del sustrato que se utiliza, es decir el suelo, y componerlo a voluntad en dependencia del árbol que se vaya a plantar. El impacto ambiental es mínimo y la planta crece en mejores condiciones.

"Ser la directora del Centro de Estudios Forestales constituye una responsabilidad muy importante, ya que la misión principal de esta entidad radica en contribuir al desarrollo de la ciencia en esa actividad en el país.

"En cuanto a la investigación, hoy nuestro programa de doctorado está acreditado de excelencia, condición que comparten muy pocos cursos de este tipo; pero también la formación de pregrado posee esa categoría, por lo que hemos logrado un impacto muy positivo".

La familia

"Mi esposo y yo construimos una familia, aunque nuestros hijos no llegaron pronto, pues ambos nos desarrollamos profesionalmente primero.

"Luego vinieron los muchachos, que hoy constituyen nuestra razón de ser y aunque ya ambos son graduados universitarios siguen muy cerca, pues compartimos intereses y temas comunes en nuestro desempeño.

"Dentro de las cosas que yo le agradezco a Pinar del Río está precisamente mi familia. Eso y la posibilidad de cumplir un sueño de niña, cuando veía en un libro de Geografía las fotos del Valle de Viñales y suspiraba por visitarlo.

"Aún hoy, por mucho que ya haya visto los mogotes todavía no me canso, pues me enamoré de esta provincia para siempre".


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *