Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


William Potts, el resultado de un proceso histórico (I)

Por Yusimí Rodríguez

William Potts. Foto: Yusimí Rodríguez

HAVANA TIMES – El ??ciudadano estadounidense William Graham Potts, con el nombre Abdul Majeed como musulmán y 56 años, ha pasado la mitad de su vida en Cuba. En 1984 secuestró un avión y llegó aquí en busca de entrenamiento militar. Contrariamente a lo que esperaba, fue encarcelado durante quince años, sin embargo, ha continuado apoyando la Revolución.

Después  de tres matrimonios, una hija, y estar “bien cubanizado “, según sus propias palabras, hasta el punto de que su lengua materna se mezcla con las palabras cubanas, tiene razones de peso para querer volver a Estados Unidos.

HT: ¿Secuestrar un avión era la única manera de llegar a Cuba en 1984?

William Potts: Yo no quería venir como turista. Yo era un revolucionario y mi trabajo era hacer revolución. El lugar más cercano que había hecho una revolución exitosa era Cuba, así que tenía que venir hasta aquí para aprender cómo hacerlo. En aquel entonces Cuba respondía al internacionalismo. La gente venía de África y América Latina para recibir entrenamiento militar y regresaba a sus países. Pensé que aquí también debía estar un americano negro. Si hay un lugar que necesita una revolución es Estados Unidos. Todo el mundo sabe que los negros americanos sufrieron la esclavitud, la segregación y la discriminación, teníamos todas las razones para aspirar a cambiar el país. Yo no creo en el sistema político, por lo que la causa política no era una opción para mí.

HT: Sé de otros ciudadanos americanos, que como usted, secuestraron aviones  para venir a Cuba en los años setenta. A diferencia de su caso, ellos no fueron encarcelados. ¿Qué cambió?

WP: La política cubana. Las condiciones objetivas, que producen personas como yo, existían antes de que yo viniera, existían cuando llegué y todavía existen. Lo que cambió fue la decisión política cubana. Ellos quedaron atrapados en la retórica política e hicieron lo que era más fácil, miraron al mundo como una entidad estatal. Yo tengo la perspectiva de un revolucionario. ¿Qué hubiera sucedido si yo no hubiera hecho nada, ¿qué me dirían mis hijos? “Hey, mira todo lo que nos sucedió a nosotros y no hiciste nada”. Imagínense si los sudafricanos no hubieran hecho nada contra el Apartheid, ¿qué dirían sus hijos ahora? Nadie me dirá eso a mí.

Comprando el pan. Foto: Juan Suarez

HT: ¿Sus acciones marcan alguna diferencia?

WP: Ganar o perder  es algo secundario. No soy solo un aventurero, soy el resultado de un proceso histórico. Y somos unos pocos. Los demás sucumbe a las drogas, la violencia y la cárcel, o asimila el sistema. Yo no lo hice. Ellos me trataron como si yo no tuviera derecho a hacer lo que hice, y sabían que sí lo tenía.

HT: Usted dijo que la mayoría de los estadounidenses que estaban aquí como refugiados políticos, decidieron regresar a los Estados Unidos y enfrentar la prisión, lo que no tendrían que hacer aquí. ¿Por qué?

WP: Solo puedo especular. Estados Unidos es un lugar loco, pero es nuestra casa. No estaremos cómodos en ningún otro sitio. No estoy hablando acerca de la comodidad material. Eso no tiene nada que ver con la ideología, tal vez, con un fenómeno sociológico natural. Ellos querían volver a casa. Hoy, yo quiero ir a casa también. No quiero decir que no eran genuinos por querer volver en aquel momento, pero yo soy más legítimo ahora porque sobreviví. He sufrido con los cubanos durante años. Eso es lo que produce dentro en mí esta forma de pensar modificada.

HT: Dijo que vino a Cuba porque admiraba la Revolución. ¿Qué piensa de eso ahora, después de vivir aquí durante 29 años, quince años de prisión y catorce como un hombre libre?

WP: Mis sentimientos hacia la Revolución se han modificado. No soy el mismo revolucionario idealista de entonces. Estoy bien cubanizado. Piden a la población sacrificarse y hacer más con menos, pero como cubano te preguntas: ¿Hasta cuándo? Especialmente, porque ellos nunca tuvieron que preocuparse por sus frijoles.

HT: ¿A quién se refiere con “ellos”?

WP: No a Fidel. Fidel es, para mí, el más honorable de todos los cubanos. Pero existe una clase privilegiada que ha consolidado su posición.

Parada de guagua en La Habana. Foto: Juan Suarez

HT: Dice que vive como los cubanos, pero por lo que yo sé, usted tuvo el derecho a Internet antes que nosotros, y la tenía en su casa, a diferencia de nosotros. ¿Cómo se siente al tener privilegios que los cubanos, los que sacrifican, como usted mismo dice, no tienen?

WP: Yo no los llamaría privilegios que el gobierno cubano no les dio y me dio a mí por ser estadounidense. No creo que el gobierno discrimine a su propia gente para favorecer a los extranjeros. Creo que era más un aspecto técnico. Incluso ahora, en general, Internet es algo nuevo para los cubanos, exceptuando  a los jóvenes genios.

HT: ¿Está diciendo que mi gobierno le dio Internet a usted y no nos lo proporcionó a nosotros, porque no sabemos cómo usarlo?

WP: No, estoy diciendo que se lo facilitó a los extranjeros, porque ya lo tenían, y querían mantener su nivel, y con la gente de aquí querían ir poco a poco. Además, esto no es un país tecnológico, ¿cómo iban a dar acceso a Internet a todo el mundo las 24 horas del día?

También es natural que estando tan cerca de un enemigo que controla Internet, el Gobierno tenía serias dudas acerca de esta nueva gran tecnología. Creo que esa era la razón, sumado a la inferioridad tecnológica que dio origen a este desequilibrio en la accesibilidad. No veo nada siniestro en ello.

HT: ¿Qué ha hecho para ganarse la vida después de salir de la cárcel?

WP: He trabajado en la agricultura, la construcción y en la seguridad de la embajada de Malasia, también con un diplomático indonesio, pero cuando los estadounidenses se enteraron, me despidieron.

Turistas en La Habana. Foto: Juan Suarez

HT: Supongo entonces que tenía buenos salarios.

WP: Unos 150 dólares al mes, mucho más que el salario cubano promedio.

HT: ¿Entonces así es como podía permitirse una computadora e Internet?¿ ¿Cuánto paga por Internet?

WP: Eso depende del plan y las horas que se usen.

HT: ¿Es tan caro como los 4.50 CUC por hora que los cubanos pagamos ahora si queremos utilizar Internet?

WP: Esos precios son terribles  yo paga mucho menos.

HT: Hace unos minutos, usted dijo, con mucha fuerza: ” Apoyo la Revolución ciento por ciento. ¿Qué piensa acerca de nuestra falta de libertad de expresión, de prensa, y la existencia de un solo partido político en nuestro país?

WP: Creo que el sistema cubano de un solo partido político es legítimo. En Estados Unidos tenemos un sistema de dos partidos, que es, en realidad, un sistema de un  partido único. Ambas partes hacen lo mismo.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *