Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


William Potts, resultado de un proceso histórico (II)

William Potts. Foto: CNN

HAVANA TIMES — William Graham Potts, ciudadano estadounidense, secuestro un avión en el año 1984 para viajar a Cuba y recibir entrenamiento militar. Al contrario de lo esperado, fue enviado a la cárcel por 15 años.

Más que una década antes, los gobiernos de EE.UU. y Cuba habían llegado a un acuerdo para frenar la ola de decenas de secuestros de Estados Unidos a Cuba, ocurrido en los años 60 y principios de los 70.

Entrevista con William Potts (Primera parte) 

Después de salir de la cárcel, Potts, 56, se quedó en Cuba. Mientras siempre se considera en apoyo a la Revolución cubana, desea visitar a su patria, Estados Unidos. Aquí entregamos la segunda parte de su entrevista con HT.

HT: ¿Qué piensa usted acerca de los cambios que tienen lugar en nuestro país ahora?

William Potts: No me gustan, son una carrera hacia el capitalismo. Parece que el gobierno no tiene una solución socialista para los problemas. La solución adoptada es lo que están haciendo en Estados Unidos. Después de dos generaciones de sacrificios, de realizar más con menos, ¿y su gran solución ahora son los impuestos?  No tenemos nada aquí a que ponerle impuesto. La esencia de este lugar dejó de ser revolucionaria hace mucho tiempo.

HT: Pero hay más libertades económicas. La gente puede abrir más negocios privados.

William: Están haciendo eso para poder cobrarle impuestos a la población. Tienen una relación de amor y odio con Estados Unidos. Quieren todo lo que tiene este país y hacer  todo lo que este hace. Se puede ver eso incluso en los artistas.

HT: Pero el derecho de las personas a viajar al extranjero está prácticamente reconocido por el gobierno.

William: La gente siempre tuvo ese derecho. De lo que no pudieron percatarse es que el gran obstáculo nunca fue este gobierno, sino las autoridades de los otros países que decidieron que los cubanos no podían ir allí. Trabajé en emigración durante dos años, cuando estaba preso.

HT: ¿Sabe que nuestro gobierno podía decidir si un ciudadano tenía derecho a salir del país temporalmente? La gente necesitaba permiso para viajar. ¿Qué piensa de eso?

William: No puedo estar de acuerdo con eso. Pero dadas las condiciones particulares de Cuba, los otros gobiernos establecen criterios muy estrictos para los cubanos, porque saben que habría éxodo masivo.

HT: ¿Y por qué habría un éxodo masivo de cubanos?

William: Porque Estados Unidos, por ejemplo, dice que dejarán que 25 mil personas vayan allá, pero cuando la gente intenta ir ellos dicen “no”. Todo eso forma parte del proceso de desestabilización y los juegos políticos que juegan con la vida de las personas. Fue entonces cuando Fidel dijo: “Tú quieres jugar, pues juguemos entonces, no miraré más tus fronteras”.

HT: ¿Pero por qué la gente quiere salir del país? Algo debe andar mal cuando la gente incluso arriesga sus vidas para irse.

William: Así es como Estados Unidos funciona. Ellos saben que no pueden vencer a Cuba en el campo de batalla, así que hacen que sea difícil para el pueblo, bloquean la Isla y se aseguran de que los cubanos no pueden progresar. Pero cuando le das a la gente lo que ellos quieren, todos regresan, traen dinero y establecen sus negocios aquí y ayudan a sus familias. Finalmente el gobierno cubano se ha dado cuenta de eso y ha invitado a todos los que se fueron a volver y traer su dinero.

HT: ¿Y a usted no le gusta eso?

William Potts. Foto: Yusimí Rodríguez

William: No me gusta en el sentido de que “los traidores de ayer son los héroes de hoy”.

HT: ¿Por qué son traidores?

William: Porque el gobierno los llamó traidores. No creo que lo fueran, al menos no todos. Tuvieron el valor de decir voy a vivir mi vida a mi manera. Parece que tomaron la decisión correcta, porque están oficialmente invitados a regresar. Pero ¿qué pasa con las personas que se quedaron y se sacrificaron, que apoyaron al gobierno? No hay nada para ellos.

HT: Usted dijo que nuestro gobierno parece carecer de ideas socialistas para salvar al país. ¿Tiene alguna?

William: La agricultura. Después de 50 años de revolución, todavía no se puede alimentar a los ancianos y proporcionar una merienda decente en las escuelas. Estados Unidos no bloquea la tierra ni el agua. La comida no debería ser un problema. En lugar de copiar lo que hacen los yumas, deberíamos enfocarnos en nuestras propias soluciones. De eso se trataba la Revolución en sus inicios. Pero se ha dado un vuelco total. Si usted alimenta a los ancianos y a los niños, la gente le será fiel y lo apoyará.

HT: ¿No cree que estas generaciones puedan tener aspiraciones diferentes?

William: Ciertamente si las tienen. Estas generaciones de jóvenes malcriados que terminan la universidad y son profesionales, quieren oficinas, escritorios, secretarias, computadoras y hacer lo que hacen los profesionales: nada. Desprecian cualquier otro tipo de trabajo. En el socialismo cada trabajo es digno de respeto.

¿Y cómo satisfacen las demandas de todos estos jóvenes profesionales? Crean una nueva burocracia estatal para gravar a las personas que nunca habían tenido ningún tipo de impuesto, para pagar los salarios de estos jóvenes descarriados y darles oficinas.

Es importante inculcar a la gente la importancia de la producción de alimentos. No solo un espectáculo y una retórica política. Por eso es que ya no creo mucho en la política. Soy musulmán. En esta ideología comunista, ellos ven dónde quieren llegar, pero en 50 años no han llegado aún. El comunismo y el Islam son increíblemente compatibles. La diferencia entre un comunista y un verdadero musulmán es que un musulmán dice: “No hay más dios que Dios”. Un comunista nunca diría eso.

HT: En su entrevista con la CNN dijo que desea viajar a Estados Unidos para ver a su familia y pedir disculpas a los pasajeros del avión que secuestró. Dice que también está dispuesto a enfrentar a la justicia.

William: Porque sé que puedo ganar. Cumplí mi sentencia. Cuba y Estados Unidos firmaron acuerdos bilaterales específicos sobre este crimen, así que, a pesar de que Cuba simpatizaba con mi causa, tuvieron que castigarme.

HT: En dicha entrevista usted dice que ha escrito cartas a la Sección de Intereses de EE.UU. en Cuba y a la Oficina del Fiscal en Miami, sin recibir respuesta alguna. ¿Por qué?

William: No tienen un caso que puedan ganar. En segundo lugar, tienen a Cuba en la lista de países que dan refugio a terroristas. Técnicamente soy un terrorista. Pero nadie me está dando refugio, ellos me dan todas las posibilidades de ir. Todo lo que necesito es un documento de viaje de Estados Unidos. Es ilegal que no me dejen ir a mi país. Comencé este proceso el año pasado y todavía no tengo mi documento, que me permitiría ir sólo a los Estados. Ellos están haciendo de Cuba mi prisión.

HT: ¿Qué piensa acerca de su gobierno al incluir a Cuba en la lista de países que albergan el terrorismo?

William: Pongo en duda su legitimidad para poner a personas en listas. No existe mayor patrocinador del terrorismo que Estados Unidos. Parecen tener un derecho divino para aterrorizar a los demás, usan cualquier pretexto y mienten para exprimir a otros países.

HT: ¿Hay otros refugiados estadounidenses en Cuba, que secuestraron aviones y no  fueron a la cárcel?

William: Sí, y por eso mi situación es mejor que la de ellos. Yo fui sancionado, en teoría puedo ir a casa.

HT: ¿Entonces estas otras personas justifican la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

William Potts cree en la agricultura. Foto: CNN

William: No creo que esa sea una justificación. Cada país tiene la opción de extraditar o no. Si ellos creen que sus vidas están en peligro no los obligarán a salir.

HT: Si usted puede regresar a su país y ganar su caso, ¿le gustaría quedarse allí?

William: No, regresaré a Cuba.

HT: ¿Pero no se ha convertido en ciudadano cubano. ¿Por qué?

William: Ningún pedazo de papel me hará más cubano de lo que ya soy, después de vivir aquí durante 29 años. No hay ninguna ventaja en eso. La única cosa que me gustaría hacer como cubano es comprar una finca.

HT: ¿Qué piensa sobre el tema racial en su país ahora? ¿Es mejor para los negros en estos momentos que cuando se fue?

William: No creo que el problema siga siendo el racismo, sino la asimilación, por los negros, del sistema americano. Hubo un momento en que los negros estaban en la vanguardia de la lucha social en Estados Unidos. Esos tiempos pasaron. Ahora hay un montón de negros políticos ignorantes que han sido asimilados. El capitalismo está a punto de colapsar. Se ve la lucha de los indignados de una costa a la otra, también en Estados Unidos. Y ahí tienen las condiciones para la llegada del primer presidente negro en Estados Unidos.

HT: Le iba a preguntar su opinión acerca de él?

William: Él era uno mis estadounidenses negros favoritos, y no tengo muchos porque son muy inconscientes políticamente. Son incapaces de reconocer que el sistema es inherentemente malo. Ciertamente Obama no es ignorante. Teníamos esperanzas en él, incluso aquí en Cuba. Creímos que sería el quien, por lo menos, normalizaría la loca situación entre los dos países. Cuba ha demostrado con su guataquería que está dispuesta a tener relaciones normales, pero Obama fue más de lo mismo, una decepción. Pero los negros estadounidenses están felices. No importa que él siga la misma política de quien ha sido reconocido como el presidente más estúpido de la historia americana. Ya no tengo ninguna esperanza en él.

HT: ¿Qué pasa con el caso de Travyon Martin, asesinado por un ciudadano que fue declarado inocente en el juicio?

William: Nada nuevo. Eso sucede todos los días allí.

HT: Sé que usted está escribiendo un libro sobre su vida, ¿Qué puede decirme a mí y a los lectores sobre esto?

William: En realidad es un guión. El libro podría venir después. Creo que es una historia fascinante, una historia de nuestro tiempo. Se trata de los Estados Unidos, Cuba y los negros estadounidenses. Yo solo soy el vehículo a través del cual salen estas cosas. En última instancia es positivo. Creo que la Revolución está lo suficientemente madura como para recibir críticas duras en la cara. No tengo miedo. Años atrás, yo no hubiera tenido esta conversación. Ahora le diría a Fidel lo que te estoy diciendo a ti.

HT: Buena suerte con su película y el viaje a Estados Unidos.

William: Gracias

The post William Potts, resultado de un proceso histórico (II) appeared first on Havana Times en español.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *