Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


El embargo a Cuba regresa al escenario político de EEUU

Por Daniel García Marco e Isaac Risco

La Habana desde la bahíal  Foto: Juan Suárez

La Habana Vieja desde la Bahía. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES (dpa) — ¿Es hora de levantar el embargo a Cuba? ¿Podría ser ésta una de las grandes medidas de Barack Obama en sus últimos dos años de mandato?

El tema ha reaparecido en los últimos días como argumento político en Estados Unidos, donde crecen aparentemente las posiciones a favor de destensar la relación con el único gobierno comunista del hemisferio occidental, un viejo enemigo ideológico de Washington.

A pocos días de las elecciones al Congreso de Estados Unidos el 4 de noviembre, el embargo, que lleva vigente más de 50 años, está en la agenda de Washington y de Miami, principal refugio del exilio cubano.

Un editorial del influyente diario “The New York Times” volvió a encender el debate el 12 de octubre al pedir, también en español, que Estados Unidos cambie su política con Cuba levantando el embargo.

Esos mismos días se presentaba tanto en Washington como en La Habana el libro “Back Channel to Cuba”, en el que Peter Kornbluh y William M. LeoGrande aseguran que pese a las malas relaciones entre ambos países, el gobierno de Cuba hizo gestos de acercamiento a casi todos los presidentes de Estados Unidos en las últimas décadas.

“Creo que los obstáculos políticos domésticos son menores hoy en Estados Unidos de lo que han sido en mucho tiempo”, consideró LeoGrande en una conversación con la agencia dpa en La Habana. El investigador apuntó a los cambios en la comunidad del exilio en Florida, donde los más jóvenes se oponen cada vez más al embargo.

Playa de Guanabo al este de La Habana.

Playa de Guanabo al este de La Habana.

El electorado de origen cubano en Florida, un estado que puede ser clave en las presidenciales, apoyaba en el pasado tradicionalmente posiciones duras frente al gobierno de los Castro.

En febrero, una encuesta del Atlantic Council dio como resultado que la mayoría de los estadounidenses está a favor de cambiar la política hacia Cuba. En junio, otro sondeo de la Florida International University (FIU) afirmó que hay una ligera mayoría de cubano-estadounidenses en el condado de Miami-Dade que se opone al embargo.

Dos días después del editorial del “Times”, el ex presidente cubano Fidel Castro lo comentó y reprodujo casi íntegro en la prensa cubana. En un texto raro de ver en el órgano oficial del Partido Comunista, el “Granma”, el veterano líder cubano citaba incluso varias de las críticas que el diario hacía contra el gobierno de la isla.

Este martes, “The Washington Post” replicó con un editorial titulado “Cuba no debería ser recompensada por negar la libertad a su pueblo”. El diario de la capital citaba las acusaciones por la muerte del disidente Oswaldo Payá en un accidente vial en julio de 2012 y la detención del cooperante estadounidense Alan Gross.

“El embargo se ha relajado sustancialmente en los últimos años”, afirmó en referencia a que el gobierno de Obama ya retiró en 2009 y 2011 restricciones a viajes y al envío de remesas. “Levantar completamente el embargo ahora recompensaría y ratificaría su intransingencia (de los hermanos Castro)”, opinó el diario.

Las posiciones enfrentadas del “Post” contra el “Times” resumen bien los argumentos a favor y en contra del embargo económico y comercial que Washington impuso tras el triunfo de la revolución de 1959 y la posterior expropiación de empresas estadounidenses.

La próxima semana, la Asamblea General de la ONU volverá previsiblemente a rechazarlo con el apoyo de una abrumadora mayoría de países en su votación anual.

¿Por qué resurge el asunto ahora? “Es parte de un movimiento político de diferentes sectores que se viene viendo desde principios de año”, afirmó a dpa Jorge Duany, director del Cuban Research Institute de la FIU, con sede en Miami.

Duany se refirió entre otras cosas a la publicación del libro de Hillary Clinton, ex secretaria de Estado y posible candidata demócrata las presidenciales de 2016. En sus memorias, asegura que el embargo sólo le ha dado a los Castro una excusa para no hacer reformas democráticas y “alguien a quien culpar de los problemas económicos de Cuba”.

Gasolinera en La Habana.  Foto: Juan Suárez

Gasolinera en La Habana. Foto: Juan Suárez

“El tema está ocupando más espacio porque en sus dos últimos años de mandato, el presidente (Barack) Obama tendrá una oportunidad especial para introducir cambios sustanciales a la política del embargo eliminando irracionalidades como la presencia de Cuba en la lista de naciones patrocinadoras del terrorismo”, explicó a dpa Arturo López-Levy, politólogo cubano-estadounidense de la universidad de Denver.

Obama encara sus dos últimos años de mandato con la esperanza de no perder la mayoría del Senado el 4 de noviembre y con muchas tareas pendientes, incluida de la Cuba, una de sus promesas cuando entró al Despacho Oval en 2008.

López-Levy citó como claves para dar un giro a la política de Washington las reformas económicas de la isla y el cambio de mando en Cuba en 2018, cuando Raúl Castro deje el poder.

En el horizonte cercano asoma la Cumbre de las Américas en Panamá en abril de 2015. Ante la posible invitación al gobierno de Raúl Castro, habría que ver si Estados Unidos asiste o no. Podría ser la primera vez que Washington y La Habana se sienten en una mesa en una cumbre regional.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *