Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Responsabilidad compartida por la vida

Mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue

La población mundial está amenazada por enfermedades. Unas, letales como el ébola; otras, con menos revuelo en los medios de comunicación pero igualmente mortales. Para hacerles frente todos debemos aportar nuestro granito de arena y tomar las medidas pertinentes recomendadas por las autoridades sanitarias para evitar su incidencia y propagación.

El dengue, por ejemplo, es una enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti. Para cortar la cadena hay que exterminar su agente transmisor eliminando sus criaderos. Se deben tapar bien los recipientes y depósitos de agua, erradicar los microvertederos, recoger los objetos que puedan acumular agua, realizar el autofocal en los hogares y la comunidad.

A pesar de la insistencia de las campañas en por la eliminación del vector, el mosquito encuentra nuevos refugios que son proporcionados por el propio hombre. Las latas de refresco o de cerveza en las calles y hogares constituyen un resguardo para el mosquito. Tirarlas y no verterlas en la basura es sinónimo de condiciones adecuadas para su proliferación.

El cólera es una enfermedad infecciosa y extremadamente contagiosa caracterizada por la presencia de diarreas y vómitos frecuentes que causan una deshidratación rápida. Para controlar y evitar su diseminación se debe realizar una amplia campaña educativa con la población para el cumplimiento de las indicaciones sanitarias dadas, garantizar agua potable clorada en las zonas afectadas y realizar acciones de saneamiento e higienización.

El lavado de las manos con agua y jabón y el lavado y cocción adecuada de los alimentos son muy importantes, además de hervir bien el agua y tratarla con el hipoclorito de sodio para evitar su contaminación.

En estos días se habla con temor sobre el ébola. Los cubanos hemos seguido con interés y preocupación la evolución del actual brote y hemos sido informados profusamente por los medios de comunicación sobre el mortal virus.

La respuesta de los médicos y el personal de la salud cubanos no se ha hecho esperar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *