Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Una noche con Telesur

(Crónica de la ira, el asombro, la admiración y alguna que otra suspicacia)

Vicente Morín Aguado

Padre Solalinde. Foto: democracynow.org

HAVANA TIMES — Aburrido, anoche volví por Telesur. Lo primero fue Ayotzinapa, el valiente padre Solalinde, digno de la ejemplar verticalidad de los curas católicos latinoamericanos, Cuba excluida. A seguidas el programa Uruguay decide, como deciden Brasil, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y hasta Venezuela. Cuba otra vez excluida. Terminé en la Wikipedia averiguando sobre los contestatarios chicos del estado de Guerrero.

La escuela Normal de Ayotzinapa me recordó a los cívicos y abnegados maestros “normalistas” cubanos, cuyo legado mayor fueron los miles de jóvenes revolucionarios que enfrentaron a la dictadura batistiana, cargados al tope con ese Martí sincero, que los acompañó desde cada uno de sus rincones escolares, ícono retratado por el célebre Jorge Arche.

Las referencia de México son similares, tal vez más antiguas y alargadas hasta el día de hoy, cuando aprecié lo insólito de 43 estudiantes secuestrados, nada más y nada menos que por la policía, en un estado que se dice moderno, constitucional, democrático…Hasta el Presidente Peña Nieto debería renunciar, ¿cómo es posible desconocer el paradero de los muchachos?

Hurgando en la historia, La Escuela Normal Rodrigo Burgos de Ayotzinapa es un nido de rebeldes, inconformes ante tantas injusticias acumuladas, sobre todo en su estado, uno de los más pobres del país según el IDH de las Naciones Unidas. Hasta maestros guerrilleros, fusil al hombro, salieron del pequeño pueblo que hoy es historia. Es significativo es que estos rebeldes fueron condenados por los tribunales mexicanos como violadores de la legalidad.

Lo difícil suele tener respuesta sencilla: la policía, el gobernador y hasta el mismísimo Presidente de la nación andan descarriados respecto a la constitución. De simple, tal y como está acostumbrado a intervenir el ejército contra los narcos, contra los zapatistas también, contra los mismos guerrilleros maestros, esta vez les toca desarmar a la policía local, asumir el control y rescatar a los secuestrados, si es que están vivos, “gracias a dios” digo, al igual que el valiente padre Solalinde.

De paso, al menos en La Habana nuestros curas deben estar rezando por la vida de su hermano en Ayotzinapa, varias veces amenazado de muerte.

Por supuesto, los agentes de la autoridad, violadores flagrantes de sus obligaciones y juramentos, deberán ser juzgados con el rigor de las leyes hasta hoy esgrimidas contra sus víctimas.

Granma, el periódico de los comunistas cubanos, se extendió en información sobre el ataque al parlamento canadiense, donde murió un guardia y fueron eliminados a tiros los dos agresores.

De los humildes guerrerenses, hasta hoy en nuestro país nada se publica, esta vez el periodismo hace silencio porque tratándose del vecino azteca, el que no siguió a Washington cuando nos excluyeron del sistema interamericano, deben esperar orientaciones, pues la prensa es oficial y cualquier desentono puede afectar las relaciones con los “hermanos” del PRI, del PDR y hasta del PAN.

Mientras intento calmar la ira, esperando tal vez un desenlace favorable, feliz imposible recordando los siete muertos y catorce heridos durante el ataque policial, imágenes vistas en mi país gracias a Telesur, la propia cadena radicada en Venezuela me lleva hasta el Uruguay, donde el hablar calmado de otro guerrillero, Tabaré Vázquez, consigue para mí un poco de sosiego y de nuevo asoma la admiración.

“¡ Uruguay decide!” , tal claman los repetidos anuncios de la TV, en tanto recuerdo una hermosa reflexión del ex combatiente urbano-tupamaro- luego en prisión, Presidente Constitucional 2004-2010, ahora aspirando a un nuevo mandato: “la libertad es acaso el más fuerte y hermoso impulso humano sin el cual la vida no tiene sentido, y vale la pena pelear por ella. En el mundo actual, tener fuerza no implica tener razón, ser rico no implica ser próspero, y ser diferentes no implica tener que ser desiguales”.

En el pequeño país las cifras económicas cuadran: El salario mínimo duplicado, se reduce el desempleo, crece sostenidamente el Producto Interno Bruto, baja la inflación; abundan programas sociales de alta repercusión: Gol al futuro, relacionando el deporte nacional con los deberes escolares; La Clínica de los ojos, devolviéndole la vista gratuitamente a la gente; y hasta el renombrado Ceibal, otorgando una lap top a cada niño de escasos recursos.

Un ciudadano entrevistado en plena calle dice: Siempre hay algo por pedir, reclamos, continuar atacando a la pobreza, mejorar la seguridad, pero verdaderamente tenemos poco de que quejarnos, con el Frente Amplio hemos avanzado…

Me despido de Telesur con imágenes de los respectivos mítines finales antes de la jornada electoral: Lacalle, Bordaberry junior y Tabaré Vázquez; los uruguayos decidirán, yo “votaré” por el Frente Amplio mientras espero la posibilidad de hacerlo aquí en mi país, en Cuba.
—–
Vicente Morín Aguado:   morfamily@corredodecuba.cu


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *