Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Calendar
April 2016
MTWTFSS
« Mar May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Vuelven a ser noticia los migrantes cubanos

Osmel Ramírez Alvarez

Cubanos varados en Panamá.

Cubanos varados en Panamá.

HAVANA TIMES — Hace pocas semanas terminó el traslado de los últimos cubanos retenidos en Costa Rica, de un grupo de 8 mil. Tal vez algunos creyeron que la exigencia de visado por parte de Ecuador y la posición de San José de no otorgar más visas transitorias detendrían el flujo.

Nada más alejado de la realidad. Ya se acumula en Panamá otro grupo significativo: aproximadamente 2 mil; además del millar que en las últimas horas irrumpió en un puesto fronterizo y ya están en suelo costarricense, a pesar de la orden de no dejarlos cruzar. La crisis se renueva.

El Gobierno Tico quiere evitar a toda costa un nuevo éxodo hacia su territorio e insiste en deportar a los que trasgredan ilegalmente su frontera. La experiencia anterior les agotó su natural cuota de solidaridad, que dicho sea de paso fue magnánima. Pero también lo hizo con sus arcas y aseguran no estar en condiciones de cubrirlo otra vez.

Ahora es Panamá el que tiene la papa caliente en la mano y hasta hoy el Ejecutivo istmeño manifiesta compromiso con la causa de los cubanos. Por supuesto que dentro de poco, mientras se encuentra una solución al traslado, la cifra crecerá.

Cabe recordar ahora cuál fue el detonante de esta crisis humanitaria. Los cubanos establecieron su propia ruta migratoria atravesando Centroamérica, sin mucho revuelo, casi sin repercusión mediática. Solo en los medios permeados por cubano-americanos en el sur de la Florida rebotaba esta historia.

Cierto es que se exponían a personas inescrupulosas, a no pocas vicisitudes y uno que otro incidente nefasto debió de pasar. Es lamentable cualquier caso de muerte u otro hecho vejaminoso que haya sucedido. Pero estaban llegando a su destino y era menos peligroso que atravesar en balsas el estrecho de la Florida.

De todos modos los cubanos, principalmente los más jóvenes, tienen una sola cosa en la cabeza: escapar de para poder mejorar su vida. Saben que en los EUA los reciben con papeles legales y allí el nivel de vida es alto. Aun siendo un simple trabajador ganas igual o más que un cuentapropista exitoso en . Llegan y mejoran casi instantáneamente. Es mucho lo que tienen que ganar y poca la posibilidad de lograrlo en nuestra propia tierra. No lo piensan dos veces y se lanzan a la aventura.

Es riesgoso, cierto es, pero mucho peor lo era venir a América en aquellos veleros de antaño y cientos de miles de europeos lo hicieron para buscar fortuna. Tal vez millones. Así crearon estas naciones que hoy florecen de este lado del Atlántico. Unas con más brillo que las otras, pero ahí vamos. También corrían grandes riesgos los bandeirantes brasileños que extendieron su país hasta convertirlo en el gigante que es hoy, a expensas de los menos arriesgados españoles que se contentaron con llegar hasta donde el indio civilizado ya lo había hecho.

Migrar, aun en condiciones precarias, es una decisión personal y lo respeto. Máxime cuando un país tiene los problemas de fondo que Cuba padece. Abordarlos aquí sería reiterativo y tedioso. Sería maravilloso que existieran mecanismos seguros para que emigrara todo el que quiera. Pero es imposible y contraproducente una solución así. Increíblemente esta es la que el gobierno nuestro propone.

La solución de Cuba no puede ser despoblar legalmente la isla para que todo el que no se sienta deseoso de seguir apostando por la revolución de los Castro, se vaya. Creo, y es lo lógico, que son los Castro y su revolución los que tienen que resolver este problema que ellos mismos han creado. Prepararon a un pueblo para la prosperidad y no le dan la oportunidad de desarrollarse. Todo por la imposición de un sistema disfuncional y bloqueado internamente por millones de trabas y prohibiciones que diezman la libre iniciativa económica individual.

Ni hablar del sistema político que nos imponen: nos tiene maniatados, sin capacidad de cambiar nada y dependiendo de la voluntad de un grupito de dirigentes enquistados. Esperar por la presión de la civil alternativa y los resultados de la lucha opositora, ¡imagínense! Tal parece que el propio gobierno se fortalece y retroalimenta con su existencia. Sus catapultas no han dejado siquiera huellas en sus muros y llevan décadas arrojándoles sus piedras. Tal vez la estrategia de combate deba ser revisada, ¿no creen?  A mí por lo menos me encantaron los consejos de Obama y veo la necesidad de aplicarlos todos los días.

Fue Nicaragua, seguramente en complicidad con nuestro gobierno, la primera en cerrar la frontera. No había gran problema y las explicaciones lucían exageradas. Para mí fue pura maniobra para ejercer presión sobre la ley de ajuste cubano, en medio de las conversaciones Cuba-USA; además del temor de nuestro gobierno a perder demasiado capital humano formado, que es su principal divisa luego de destruir las principales industrias del país.

Costa Rica ayudó pero se ve obligada a cerrar también el paso, por razones obvias, diferentes a las menos convincentes que utilizaron los Nicas. Panamá cooperará, pero luego hará lo mismo que hoy hace San José. Después tocará su turno a Colombia, si antes no se toman medidas definitivas y finalmente se agota esta vía de escape.

Una cosa si es cierta, mientras Cuba no cambie los cubanos estaremos en diáspora. Vuelvo a usar la metáfora del globo: el aire está comprimido y siempre aparecerá un orificio por donde escapar.  Pero, ¡qué triste resulta ver a nuestro país siendo noticia por un hecho tan bochornoso! Solo nosotros podemos cambiar nuestro destino, pero la pelea está dura y la lucha tiene que ser la correcta. Solo así tendremos Patria Nueva.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *