Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Cienfuegos: contaminación ambiental y otros ¿males?

El mar fue un territorio reservado a navegantes y pescadores. Luego nos apropiamos de él y comenzamos a explotar sus beneficios de manera indiscriminada; incluso, lo irrespetamos tanto que lo convertimos en uno de los más grandes reservorios de cuanto desperdicio —sólido o líquido— pueda existir. Entonces enturbiamos sus ¿azules? aguas sin derramar siquiera una lágrima.

Enclavada a lo largo de la línea que nos separa como tierra firme, específicamente en la explanada ubicada en la avenida 64 y las calles 27 y 29, pequeñas elevaciones advierten sobre la presencia allí de un vertedero ¿ilegal? de desechos sólidos (escombros, jabas con desperdicios, animales muertos, vísceras de cerdo, costillares de vacunos, sacos con mercancías del agro podridas… y más).

“Esto se convirtió en un basurero, y tal parece que legal, porque vienen hasta camiones de empresas a botar toda la suciedad. Nos hemos quejado, pero no existen oídos receptivos. Esto es tierra de nadie. Por eso cualquiera cree que puede hacer lo que le dé la gana”, afirma Inés María Ramírez Mejías, vecina del lugar. Camión estatal vertiendo basura en el microvertedero. Foto: Cortesía de los vecinosCamión estatal vertiendo basura en el microvertedero. Foto: Cortesía de los vecinos “Hace dos meses aquí no recogen esta inmundicia, ni siquiera con las improntas”, asegura Rony Chacón Cortón.

Los productos principales de la descomposición residual son los líquidos lixiviados que arrastran los tóxicos presentes en la basura y contaminan las aguas subterráneas. Por otra parte, el proceso de putrefacción de la materia en los vertederos genera gases —también tóxicos—, como el metano, considerado entre los seis de efecto invernadero regulados por el Protocolo de Kyoto.

“Hasta el barrendero bota aquí la basura, es una falta de respeto. Y si fuera poco, el camión fosa viene y ahí mismo echa en la zanja todo el excremento que recoge. El mal olor no hay quién lo aguante. Por la noche hay mosquitos, cucarachas, ratones…, vaya, de todo”, indica Cecilia Cortón Rodríguez. Camión fosa vertiendo al mar. Foto: Cortesía de los vecinosCamión fosa vertiendo al mar. Foto: Cortesía de los vecinos “Tenemos identificados a los ciudadanos que se dedican a botar los escombros y cuanta basura aparece en este lugar. En las dos últimas improntas, Comunales no ha recogido nada por problemas de logística, según informaron en el despacho. Esta situación nos preocupa, pues hasta los niños se escapan y hacen de buzos dentro de la basura”, explica María Regla Eguizábal Álvarez, delegada de la circunscripción No. 10.“Tengo un frasco con mosquitos Aedes aegypti que logré atrapar. El último tratamiento adulticida (fumigación) fue el 27-9. Fíjense, tenemos la confirmación de un caso de Zika a solo 50 metros de este lugar. Ya fui a ver a Benito, el director de Comunales, y me dijo que no tienen petróleo para venir a recoger todo ese basurero, y que fuera de la impronta, era imposible”, dijo Vicente Borges González.“Tengo un frasco con mosquitos Aedes aegypti que logré atrapar. El último tratamiento adulticida (fumigación) fue el 27-9. Fíjense, tenemos la confirmación de un caso de Zika a solo 50 metros de este lugar. Ya fui a ver a Benito, el director de Comunales, y me dijo que no tienen petróleo para venir a recoger todo ese basurero, y que fuera de la impronta, era imposible”, dijo Vicente Borges González.

Al paso de los años e incluso contra prohibiciones oficiales, las riberas siguen albergando tales desperdicios creados por la ciudad. Paradójicamente, quienes deben evitar la proliferación de los mencionados vertederos, han sido los propiciadores de su existencia. Vecinos del lugar antes mencionado, enviaron sus fotos a esta Redacción, donde, in fraganti, aparecen camiones vertiendo su contenido directamente a la bahía.

Guardar

Guardar

Guardar


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *