Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


La carga de Mal Tiempo en perpetua vigencia

Al pie del obelisco alegórico a la victoriosa Batalla de Mal Tiempo, una representación del pueblo de Cruces respaldó el concepto de Revolución expresado por el Comandante en Jefe Fidel Castro aquel 1 de mayo de 2000, en acto político cultural a propósito del aniversario 121 de la hazaña independentista, acaecida el 15 de diciembre de 1895 en ese lugar.

En su intervención, Ernesto Morales Bauta, presidente municipal de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), aludió a la participación del campesinado cubano a lo largo de las gestas libertarias, desde que Carlos Manuel de Céspedes dio la primera clarinada el 10 de octubre de 1868.

El dirigente anapista se refirió al compromiso de los asociados a sacarle más frutos cada día a la tierra, que en definitiva es contribuir a la seguridad alimentaria de la población. “Ese sería el mejor tributo a la memoria del máximo líder de la Revolución”, sentenció.

La ocasión resultó propicia para la entrega del carné de la Unión de Jóvenes Comunistas a una veintena de nuevos militantes, que por su actitud ante el estudio y la ejemplaridad en otras tareas, así lo merecieron.

Al rememorar el hecho histórico, Lázara Suárez Argudín, primera secretaria del Partido en Cruces, resaltó el genio militar y la capacidad del estratega que fue el Lugarteniente General Antonio Maceo Grajales, quien junto al Generalísimo Máximo Gómez y otros jefes al frente de las huestes mambisas, protagonizaran una de las páginas más gloriosas de las guerras independistas contra el colonialismo español.

La batalla de Mal Tiempo constituyó un hito importante en el avance de la invasión hacia Occidente. En la carga se demostró la capacidad, el arrojo, la valentía y alta moral de las tropas cubanas que arremetieron y liquidaron en breve tiempo al enemigo español.

En las palabras de conclusiones, Suárez Argudín, al referirse a la vigencia de aquel acontecimiento, dijo que la integración de un pueblo es sinónimo de unidad, cooperación, voluntad política, solidaridad humana y revolucionaria. “En verdad ese conjunto armonioso —precisó la dirigente— es ideología, ese es el legado que nos inculcó el invicto Comandante en Jefe”.

La primera secretaria del Partido en ese territorio hizo un recuento de los principales resultados económico sociales en el año a punto de concluir, con un saldo positivo en varios de los renglones de la producción y los servicios.

“Las organizaciones políticas y de masas —insistió— tienen un papel determinante en la formación de las nuevas generaciones y en las transformaciones que lleva a cabo nuestro país, siendo partícipes cada una de ellas, junto al Partido, en los diferentes procesos y en la materialización de los Lineamientos y Objetivos de la Primera Conferencia del Comité Central”.

El acto político cultural estuvo presidido, también, por la miembro del Comité Central y primera secretaria del Partido en Cienfuegos, Lidia Esther Brunet Nodarse; el general de brigada (r) Marcelo Verdecia Perdomo, presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en el territorio; además de otros dirigentes políticos, del Gobierno, las organizaciones de masas y oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *