Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Loreak, una película distinta

Las engalanan el universo, le aportan alegría, vida, color, amor. También van aparejadas al ceremonial luctuoso. Ellas, que casi siempre son empleadas como regalo, para los vivos o para los muertos, merecen, cómo no, que les regalen una película. Y la maravillosa idea les correspondió a los realizadores vascos y en su filme (flores en euskera, idioma en el cual está rodada).

Los cortometrajistas debutantes en el largo mediante , seis años atrás, componen ahora una pieza visual bendecida por ese concepto hoy día casi imposible de hallar tras el eterno palimpsesto posmoderno, que es la .

Muy difícil de adscribir y menos de encorsetar dentro de determinado molde genérico, quizá a cuanto más se acomode sea a una suerte de bizarro suspense donde no importe tanto el misterio como las reacciones humanas con respecto a situaciones donde, sin excepción, las maravillas botánicas de marras serán los verdaderos ejes rectores de un relato que pende entre el retrato del dolor y de la pura desolación; entre el abrazo a la memoria persistente en tanto único antídoto para el olvido y creer, ante cualquier circunstancia, cual aptitud de vida.

Loreak (2014) es una película distinta, de esas que no suelen fabricarse cada abril, filmada con una gran (sobresale el trabajo con los fundidos, y la diversidad de los primeros planos y planos medios), el magnífico de Pascal Gaigne y rotundo trabajo actoral. El se prestigia gracias a proposiciones semejantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *