Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Telenovela de la telenovela

A la cadena abierta pertenece , una de las sitcom que deben llenar su parrilla, aun cuando no haya nada del género para cubrir espacio y sea el caso hacerlo un soberano acto de imposición. Con los datos demográficos apuntando a un crecimiento sostenido del público latino, la comedia se dirige, en propiedad, hacia dicho sector.

La idea de base de Telenovela (2015-2016) no es mala. Se trataría de parodiar el proceso de realización y los temas/expresiones/situaciones de cabecera, sobre todo eso, de una telenovela latinoamericana, con toda su sarta de imbecilidades y topicazos. La cabecera, elocuente e hilarante, lo dice todo. Televisión dentro de la televisión, el relato sucede —esencialmente—, en el set de rodaje, en la propia grabación del melodrama.

Lo que ocurre es que el trabajo de Chrissy Pietrosh, Jessica Goldstein y Robert Harling muere a la larga bajo las mismas armas de lo que en teoría se mofa. No existe el distanciamiento necesario para marcar la diferencia entre cuanto se ironiza y el registro en tiempo real de la narración, de manera que la cosa queda en el mohín, el arquetipo, los amores de la estrella, el romance… Todo peor incluso que en una telenovela real, porque aquí se combina lo más idiota de ese género con lo más descartable de un tipo de comedia extemporáneo, anquilosado, con años de atraso en relación con el tipo de sitcom que lanza el cable ahora.

, la protagonista, excelente en , sin embargo no posee no posee la vis cómica para sostener un exponente del género en esta cuerda, y de tal cuenta con varios “soportes” para aderezar las situaciones. Entre ellos , quien literalmente hunde la sitcom cada vez que aparece.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *