Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Vida edificada entre hormigón y fierros

Eleodoro Carlos Rojas es un constructor nato sin embargo hoy no anda de casco y overol, ahora viste sus mejores ropas para celebrar junto a sus compañeros de la cuadrilla de montaje industrial de la Empresa Constructora de Obras Industriales No. 6 (ECOI-6), los 40 años de esta agrupación. Es un negrón alto, corpulento, y esgrime en su semblante de hombre noble una perenne sonrisa dibujada en sus labios.

“Soy mecánico de montaje industrial, llegué a la ECOI-6 en 1984, cuando estaba en plena efervescencia la construcción de la Central Electronuclear de Juraguá. Ya antes había participado en las obras de la planta de níquel Ernesto Che Guevara, en Moa. También tomé parte en la construcción de la Refinería de Petróleo acá en Cienfuegos. Luego fueron muchas más: una planta eléctrica en Cayo Coco; la reparación capital del hospital Hermanos Ameijeiras, en La Habana, entre otras muchas. Ahora estamos terminando una planta para envasar gas licuado, ubicada en la antigua Fábrica de Fertilizantes”.

Me cuenta Eleodoro que es cienfueguero por adopción, pues nació en Guantánamo, y que desde allá se trajo a su guajira guantanamera; tiene dos hijos y si volviera a nacer escogería el mismo oficio, porque nada se compara con edificar el desarrollo industrial de una nación. “Ya son 42 años en esta labor, es un trabajo duro, que no lo paga un salario sino el compromiso, es por ello que hoy cuesta tanto encontrar fuerza de trabajo. Los jóvenes se van a lugares donde la paga es mejor, y muchas veces hacia las cooperativas, esas nuevas formas productivas que son más tentadoras”.

Con particular nostalgia recuerdo los años en que trabajé en la Central Electronuclear y debía participar en la entrega civil de locales a los inversionistas. Me pregunto cuántas veces no habré tratado antes con Eleodoro y chocado con su sonrisa allá por el “foso del reactor”, cuando por entonces el lugar era una masa de hombres con cascos de todos los colores.

“Recuerdo que llegué a Cienfuegos atraído por la fama de ciudad industrial. Esa obra, la CEN, se construía y montaba con mucha profesionalidad, materiales de tremendísima calidad, estábamos asesorados y el control de la calidad era en extremo riguroso, recuerdo esa época con mucho cariño, allí me forjé como mecánico de montaje industrial”.

Mirar la historia de 40 años de la ECOI-6 resulta un ejercicio de repaso al panorama industrial de la provincia, pero para mi entrevistado, trátase de la historia de su vida, escrita con hormigón y grabada en esos hierros que edifican el desarrollo, no solo de Cienfuegos, sino de buena parte del país.

“Ya estoy casi a punto de la jubilación, pero me gustaría vivir, otra vez, aquel auge constructivo de mediados de los años 80”, comenta Eleodoro, y se despide, porque ya están llamando a entrar al Teatro, donde en solemnidad, recordarán las cuatro décadas de la agrupación, pero esa historia, que no es de construcción precisamente, no podré contarla.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *