Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Amalia ejemplo de mujer cubana

Amalia Simoni Argilagos

En 1918, Amalia Simoni Argilagos, fallece  en  La Habana en  la noche del 23 de enero

Por: Félix Rubén Aloma

En 1918, Amalia Simoni Argilagos, fallece  en  La Habana en  la noche del 23 de enero. Debajo de la almohada, al morir, guardaba las cartas de su amado Ignacio

Amalia Simoni, ejemplo de la mujer cubana sufrió los rigores de la cárcel y del exilio. Fue la  esposa de uno de los principales ideólogos y jefes militares de las luchas independentistas cubanas. El dolor por la muerte del patriota cubano Ignacio Agramonte y Loynaz no detuvo nunca sus ansias libertarias.

Ambos se amaban con delirio. Ese amor pleno que ambos se profesaban quedó plasmado en las bellas cartas escritas antes y en el contexto de la Guerra de los Diez Años en Cuba. Al finalizar sin independencia la guerra, se opuso al intervencionismo de los Estados Unidos y a la Enmienda Platt.

Amalia recibió una esmerada educación. Era una joven muy bella, culta y encantadora. Dominaba tres idiomas. Tomó lecciones de música. Perfeccionó sus estudios de piano en Roma, París y Florencia.

Ignacio. Era estudiante de derecho de la Universidad de La Habana.

Esta pareja de cubanos símbolo de amor como pareja y a la patria dejaron un epistolario que permite recordar el altruismo de los que iniciaron el camino a la Revolución que hoy se defiende:

“No hay otra salida. A nosotros nos ha tocado responder, seguir el camino ya trazado por otros. Es un privilegio más que un deber, Amalia mía”.

A lo que respondió la patriota:

“Lo entiendo así, Ignacio; y puedes irte tranquilo: sabré ser la digna esposa de un patriota”.

El 11 de mayo de 1873, el Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz cae en combate en los potreros de Jimaguayú, después de participar en más de 100 combates. No había cumplido los 32 años de edad.

La noticia le llegó a Amalia en la lejana Nueva York. La esposa de El Mayor prosiguió los ideales de Agramonte y su casa se convirtió en foco de insurrectos.

De Amalia, el Héroe Nacional de Cuba José Martí escribió:

“Por la dignidad de su vida, por su modestia y gran cultura; por el cariño ternísimo y conmovedor que acompaña y guía en el mundo a sus dos hijos, los hijos del héroe, ¡respeta Patria y admira, a la señora Amalia Simoni!”.

Cuenta la historia que una multitud emocionada acudiría el 24 de febrero de 1912 a la ceremonia de develamiento de la estatua ecuestre de Ignacio Agramonte y Loynaz.

“Envuelto el monumento en una enorme bandera cubana, una anciana venerable tira del cordón que anuda el pabellón de la estrella solitaria. Fulgura al sol el bronce, y la dama, conmovida, se desmaya, la avalancha del dolor contenido se le viniera encima. Era Amalia Simoni Argilagos, la viuda de El Mayor. Más allá del tiempo, de la muerte, estaba ahí Ignacio. ¿Para ella? Para todos. Para siempre”.

 Fuentes Redacción Digital de Radio Cadena Agramonte, Camagüey.

Juan Ramírez Pellerano: Cartas a Amalia. Editorial Ácana, Camagüey 2007

Redacción Digital Juventud Rebelde

?

?

?

La entrada Amalia ejemplo de mujer cubana aparece primero en Radio Metropolitana.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *