Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Calendar
April 2018
MTWTFSS
« Mar  
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30 

Los cubanos en la cumbre de Lima

Por Osmel Ramírez Álvarez

Enviados del gobierno cubano a la Cumbre de las Américas.? Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES – Desde el pasado 20 de marzo cuando se comenzó a preparar la “Sociedad Civil” oficialista en la Isla, hasta el segmento de alto nivel en el que participó el canciller, en vez de Raúl Castro, la VIII Cumbre de las Américas de Lima es el tema más recurrente en nuestros medios, casi hasta el cansancio.?

Han repetido mil veces al embajador cubano en Perú, nada diplomático, evitando un intercambio respetuoso con su arrogante y bravucona frase “con Cuba no te metas”. Y luego protestando por la presencia de opositores, evidencia de que aquella delegación que desea ser “exclusiva” no es sociedad civil cubana, sino representantes políticos del Gobierno.

También es mediático un robusto dirigente de la Unión de Jóvenes Comunista, siempre argumentando lo mismo: “Que los cubanos que no fueron con ellos y no piensan como ellos, no son cubanos, sino mercenarios y terroristas”. Igualmente, la enérgica jefa de la delegación encabezando una “tribuna abierta antimperialista” que saboteó el evento de la sociedad civil con banderas, consignas, carteles y ofensas a los cubanos no comunistas y al secretario general de la OEA.

Hubo que sesionar en otro salón por tamaña indisciplina, quedando la delegación cubana con algunos seguidores, principalmente de países del ALBA. En nuestros medios se enfocó de manera que pareciera que Almagro y los cubanos tildados de “mercenarios” tuvieron que refugiarse en otro salón. Nunca se trasmitieron las imágenes de esa parte.

Un tremendo equipo de prensa enviado por la televisión cubana y muy poco hemos visto de la cumbre. Repiten y repiten tan solo los episodios fundamentalistas, de indisciplina e intolerancia enfocados como acciones épicas.

Sí es cierto que han hecho mucho énfasis en Rosa María Payá, pero sin mencionar su nombre para no darle propaganda. Critican su alojamiento en un hotel cinco estrellas, ¡carísimo!, asegurando que es pagado desde los EUA. También una foto de Posada Carriles junto a otro disidente de los allí presentes, exhibida como prueba de que es igualmente un terrorista. Y se repiten, además, los discursos del canciller Bruno Rodríguez, en los que habla apenas dos segundos del tema de la cumbre y el resto lo dedica al diferendo Cuba-EUA, con un lenguaje duro, en clara muestra del retroceso actual.

La opositora Rosa Maria Payá con el vicepresidente estadounidense Mike Pence en Lima, Perú.? Foto: AP

Nada se dice de la reunión de Rosa María Payá con el vicepresidente de los EUA, ni pudimos escuchar los discursos de los presidentes que condenaron la situación venezolana. Si acaso un pequeño segmento que por interés de los censores es importante que veamos. El resto a través de los análisis de nuestros periodistas oficialistas. Las noticias cubrieron mucho más a la cumbre alternativa de los pueblos, en la que prima el apoyo a Venezuela, a Lula Da Silva, contra el bloqueo a Cuba y la condena a la agresión contra Siria.

Estamos viviendo el peor momento en los últimos diez años de este gobierno al que se le atribuyó ingenuamente, (mucha gente dentro y fuera de Cuba lo creyó), una política de apertura y cambio. Parecía que con los lineamientos, las consultas al pueblo, el incremento del cuentapropismo, el acercamiento con Obama y algunos derechos ganados a cuentagotas, que representaban un camino hacia adelante, de ganancias de libertades y democracia. Hoy vemos tan solo retrocesos, una vuelta a la mano dura y al enquistamiento.

La represión es mucho mayor contra los opositores, periodistas y artistas contestatarios, o simplemente críticos al sistema. Encarcelamientos y despojos multiplicados sin que medie un proceso penal. Impiden, además, a aquellos que les molesta, que hagan uso de su derecho de viajar al extranjero, regulándolo a libre voluntad de la Seguridad del Estado. Ya no es un derecho, es una dádiva condicionada a una postura obediente de seguimiento fiel al Gobierno.

Contra el pueblo en general se ha incrementado de muchas formas la represión y la agonía: con el debilitamiento del sector privado, con la escasez de productos básicos, con la falta de choferes por bajos salarios, con la falta de vehículos de transporte o combustible, sin medicamentos, ahora también con apagones, y ni hablar de la aplicación de condenas predelictivas, que siempre ha existido bajo el sujeto de “Índice de Peligrosidad Social”, cuyo empleo en la actualidad no tiene precedentes.

Rodeado de un ambiente tan crítico y extremista no logro disfrutar a plenitud el verdor de las palmeras que me rodean, las cristalinas aguas del arroyo cercano, ni la dulce compañía de mis hijas del alma. Es una sensación extraña de estar en un lugar ajeno cuando me hayo precisamente en el mismo sitio donde nací hace 42 años. Tanto tiempo, ¡todo el tiempo vivido!, rodeado de autoritarismo y extremismo y aún no me adapto.

El canciller Bruno Rodríguez Parrilla representó el gobierno de Raúl Castro en la Cumbre de las Américas.? Foto: cubadebate.cu

Entiendo ahora muchísimo mejor, llegado al clímax de esta tolerancia que creía infinita, el por qué tantas familias rotas, tanta gente escapando y hasta arriesgando sus vidas. Tanta gente buena decidida a no volver sin que todavía haya cambiado nada.

Tristemente el poder hegemónico de los medios de comunicación y su uso selectivo y manipulador al servicio del poder funciona muy bien. La gente se queja de que no vio la cumbre, a pesar de que todo el día hablaban de ella. Pero les queda la idea de que a los delegados de Cuba los maltrataron, no les dejaban hablar y en su lugar quisieron poner a terroristas y mercenarios. Fue lo que vieron y no queda espacio para otra conclusión, tras lo poco que vieron convertido en mucho.

Esa fue la Cumbre de las América para los cubanos en Cuba y a eso precisamente fueron allí las delegaciones oficiales, tanto civil como política: a pelear, a sabotear y a mostrar que “no cederán ni un milímetro”. ¿Con los EUA o con el propio pueblo que reclama democracia y libertad? –para mí estuvo clarísimo.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *