Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


En la búsqueda de eficaces respuestas

Debido a las altas tasas de incidencia y mortalidad que se presentan, el cáncer deviene el mayor obstáculo para lograr y sostener la esperanza de vida de 80 años con mejor calidad

Por Carlos Heredia Reyes

En Cuba, además de afectar a todas las edades, el cáncer constituye la primera causa de años de vida potenciales perdidos hasta los 74 años; de ahí que la capacidad de respuesta organizada para la prevención y control de este problema, forme parte de las prioridades del Sistema Nacional de Salud.

Es la segunda causa de muerte en el mundo; en 2015 ocasionó 8,8 millones de defunciones, en tanto alrededor de un tercio de las muertes por ese mal, se debe a los cinco principales factores de riesgo conductuales y dietéticos: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y de alcohol.

El tabaquismo es el principal factor de riesgo y ocasiona aproximadamente el 22% de las muertes, aunque también el envejecimiento es fundamental en la aparición del cáncer pues la incidencia de esta enfermedad aumenta muchísimo con la edad.

La acumulación general de factores de riesgo se combina con la pérdida de eficacia de los mecanismos de reparación celular que suele ocurrir con los años.

El diagnóstico temprano es útil en todas las situaciones para la mayoría de tipos de cáncer. Cuando la enfermedad se diagnostica en una fase avanzada, no siempre es posible administrar un tratamiento curativo, señalan los especialistas.

En América, el cáncer de próstata es el más común en los varones, con unos 413.000 nuevos casos y 85.000 muertes cada año.

Los países del Caribe, especialmente Barbados, Trinidad y Tobago y Jamaica tienen las tasas de cáncer de próstata más altas en la región, según una consulta realizada por la Organización Panamericana de la Salud a expertos sobre tamizaje y detección temprana de esa dolencia en la región en 2017.

Sin embargo, su detección precoz eleva la posibilidad de cura de los afectados, aseguró a Prensa Latina Javier Rivero, especialista cubano de II grado en Urología.

De acuerdo con él, en las estadísticas nacionales esa lesión ocupa la segunda causa de muerte por enfermedad tumoral en el hombre, y -de igual manera- se comporta internacionalmente.

“La incidencia es muy alta, pero eso no quiere decir que todos los que lo padezcan van a morir por ese mal. Hay un grupo de pacientes que pueden tenerlo y nosotros lo podemos controlar y curar. El problema fundamental está en el diagnóstico temprano”, agregó.

Rivero apuntó que, si el médico y la enfermera de la familia son capaces de detectarlo a tiempo por los síntomas, el afectado se remite a la consulta especializada de su área de salud y los urólogos se encargan de continuar con el estudio, diagnóstico y tratamientos.

“Contamos con una serie de mecanismos para tratar de captar lo más temprano posible a los pacientes con cáncer de próstata y tratarlos, así como con los medios para que los pacientes evolucionen satisfactoriamente, logren recuperarse de la enfermedad, y algunos curarse o tener una larga vida a pesar del padecimiento”, explicó a Granma el Doctor en Ciencias Adolfo  García García, especialista de I y II grado en Urología del Hospital Hermanos Ameijeiras, no sin agregar que el autocuidado de la salud en estos casos es decisivo.

Las personas deben acudir a los servicios de salud a chequearse, pues epidemiológicamente está demostrado que, en el cáncer de próstata, a más edad, hay mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad, sostuvo.

El especialista explicó que en Cuba están disponibles en el sistema de salud, para el cáncer de próstata, todas las variantes de tratamiento. Mencionó además que un paciente puede ser diagnosticado de cáncer y ser solamente tributario de la vigilancia activa, pues en ese caso se trata de pacientes de muy bajo riesgo, que no desarrollarán la sintomatología de la enfermedad tempranamente, y no se afecta su calidad de vida.

El cáncer de colon es la tercera causa de defunciones  en hombres y mujeres en Cuba, donde cada año provoca la muerte de más de dos mil personas.

Sin embargo, se puede mitigar con su detección temprana mediante una prueba rápida producida por el Centro de Inmunoensayo.

Conocido como test Sumasohf, y disponible en el sistema nacional de salud, se comprobó su efectividad con un estudio hecho a siete mil adultos mayores de 50 años, edad de alto riesgo para padecer la dolencia.

Ello es uno de los tantos ejemplos de cómo en Cuba, aunque el cáncer es un grave problema de salud, se le buscan eficaces respuestas en beneficio de la salud del pueblo.

La entrada En la búsqueda de eficaces respuestas aparece primero en Radio Metropolitana.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *