Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Calendar
July 2018
MTWTFSS
« Jun  
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031 

Entre cuello blanco y overol

La bolsa negra se hincha, a la sombra de una carencial oferta frente a la demanda, los altos precios al consumidor y los bajos salarios; un tr?ptico que Cuba a?n no ha podido ni siquiera atenuar. Y no hay diagn?sticos o estudios p?blicos ni estad?sticas sobre esa econom?a subterr?nea o sumergida, que ya hace tiempo aflora a la superficie sin pudor, y hasta se cuela en la mism?sima econom?a legal.

El mercado negro corre por las venas de la naci?n e infecta su cuerpo y su alma. Se aprovecha de las debilidades y falencias econ?micas, del ritmo con que avanza la actualizaci?n de nuestro modelo, de que el trabajo asalariado a?n no es necesidad y fuente de prosperidad. Todo lo que opera ?por la izquierda? est? distorsionando el destino final de bienes y servicios, comprometiendo el crecimiento y el desarrollo, en una especie de circulaci?n especulativa. Sangr?a y fuente de delitos.

Los revendedores, esos ?giles en acaparar y especular con cuanto haya o falte, son apenas la cara visible y barrial del mercado negro. Lo m?s grave son las cadenas de usura y desfalco que nacen al amparo del descontrol en las empresas estatales. Son los heraldos negros de esa econom?a paralela. Y es peligroso que crezcan hasta convertirse en redes. Entre quien compra una plaza altamente codiciada, donde hay ?b?squeda?, y quien la vende desde su oficina, ?qu? compromiso no hay, qu? escr?pulo puede haber para buscar la tajada a cualquier costo? ?Cu?ntas puestas de acuerdo y confabulaciones entre cuellos blancos y overoles podr?an haber?

Hay que recordar todos los d?as que la proliferaci?n de redes organizadas del delito econ?mico, a la sombra del descontrol y de la inacci?n oficial, llegaron a minar estructuras de la institucionalidad en el socialismo real europeo, y contribuyeron, entre otras razones, al desplome de ese sistema en aquellas latitudes.

Unido a los perjuicios econ?micos que trae, el delito en cualquier eslab?n de la cadena de producci?n y/o importaci?n, almacenamiento, distribuci?n y consumo, tiene un efecto letal en la salud moral de la sociedad, mucho m?s cuando hay, entre ciertos adinerados que florecen, un af?n de conseguirlo y comprarlo todo mediante Don Dinero, aquel ?poderoso caballero? que cal? hondamente el ingenio de Francisco Quevedo y Villegas. Y porque tambi?n hay ofertantes al mejor postor.

Y lo m?s preocupante es que esas corruptelas ya han hecho de las suyas hasta en tr?mites oficiales que debe hacer la poblaci?n. Tales gestiones las tornan inalcanzables y dif?ciles los prestadores de servicios, para que aparezcan, como ?brete s?samo, los billetes liberadores de las trabas.

Pero lo m?s delicado de todo es que servicios sagrados e inviolables de la Revoluci?n como la salud y la educaci?n, se han salpicado de esas pr?cticas erosionantes. Debajo de los casos m?s sonados y difundidos p?blicamente, que han recibido el peso de la justicia y la repulsa de la sociedad, ?qui?n asegura que no haya concertaciones gananciosas similares?

Lo cierto es que se rumorea que aqu? o all?, al amparo del descontrol y el desgobierno, se venden ex?menes finales o pruebas de ingreso, o el acceso a una resonancia magn?tica muy demandada y con listado de espera, aun cuando la gran mayor?a de nuestros trabajadores de la educaci?n y la salud sean personas honorables y honradas. Pero esas transacciones son muy discrecionales entre ambos negociantes. Son muy dif?ciles de revelar y demostrar, precisamente a tenor del descontrol administrativo en esos sitios, y tambi?n por la indiferencia y la falta de coraje de quienes hacen mutis por el foro.

Recientes acciones gubernamentales como las emprendidas en rastros de venta de materiales de construcci?n que especulaban con lo asignado para personas humildes con subsidios, han concitado respaldo popular. Es positivo y aleccionador el jaqueo sistem?tico a estos delitos e ilegalidades. Pero la soluci?n de tales distorsiones rebasa las campa?as y operativos. Debe cimentarse en la autorregulaci?n y el control interno, en la revisi?n y la verificaci?n sistem?tica de quienes hacen y deshacen y quienes dejan hacer.

En un plano m?s mediato y estrat?gico, el ant?doto esencial contra esas desviaciones mal?ficas es lograr que el trabajo honesto reporte est?mulo y prosperidad en Cuba. Pero, mientras tanto, hay que discernir quienes son los que est?n, y d?nde est?n los que son, sobre todo con ?nfasis en los que administran, para bien o para mal. Hay que empoderar a los trabajadores y dem?s bases de la sociedad en esta contienda.?

La corrupci?n hoy es la primera l?nea de la contrarrevoluci?n, el implacable enemigo de los m?s humildes, porque, a la larga, apuesta a la reversibilidad del socialismo en Cuba. Ojo


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *