Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


También somos hijos de Dios

Nonardo Perea

Un culto. De la página de Facebook de la Liga Evangélica de Cuba

HAVANA TIMES – A la iglesia Evangélica Pentecostal Asamblea de Dios, las Convenciones Bautistas Occidental y Oriental, La Liga Evangélica de Cuba y la Iglesia Metodista en Cuba:

Primero que todo tenemos que ubicarnos en los tiempos que corren, recordemos que estamos en pleno siglo XXI y todo futuro necesita de cambios, más cuando tanto se ha luchado por nuestros derechos LGTBIQ, para que a estas alturas evangélicos en Cuba usando el nombre de Dios se pronuncien en contra del matrimonio igualitario.

Es penoso y ridículo que se escuden en la política, y mencionen a nuestros líderes históricos, que tal y como lo interpreto en su declaración oficial, al parecer ellos fueron, y son, los que pueden manipular nuestras vidas a su antojo.

Quedé sin palabras cuando leí cómo vinculan a Cuba con otros países comunistas como Vietnam, China, Corea del Norte, y la antigua Unión Soviética, y es que lo que hacen es copiar lo peor de esas naciones que muchos sabemos son represores y están en contra de las personas LGTBIQ, y ni hablar de Rusia.

Pero, lo que les faltó exponer fue la amplia lista de países que sí aceptan el matrimonio igualitario, y no por ello se ha acabado el mundo, entre ellos está Sudáfrica, Republica Checa, Alemania, España, Estados Unidos, Suecia, Finlandia, y la lista se extiende.

Exhorto a estos cristianos que hablan en nombre de Dios y que aman al prójimo como a sí mismo, que realicen un estudio profundo sobre la homosexualidad en esos países que no son socialistas, pero sí aceptan que los seres humanos siempre que no hagan daño al prójimo vivan su vida como les plazca, con amor y respeto.

Recordemos que estamos en Cuba, y no creo saludable que tengamos que calcar la posición homófoba de otros países que de igual modo actúan deliberadamente en nombre de una deidad omnipresente, basándose en la interpretación tradicional de los libros del antiguo testamento y del nuevo, sobre el tema.

Soy gay desde que abrí los ojos al mundo, no pedí nacer homosexual, mucho menos formar parte de una sociedad que discrimina a personas que se diferencian de otras por el simple hecho de vestir diferente o de tener otras preferencias sexuales.

No tengo que arrepentirme de nada, me siento muy orgulloso de ser como soy, porque en mi trayectoria de vida nunca he hecho daño a nadie, soy un ser humano como cualquier otro y considero que todas las personas como yo, tenemos el derecho de contar con los mismos privilegios que tienen todos los que estamos aquí en la tierra.

Supongo que, si todos llegamos a este mundo gracias a la obra del divino, por alguna razón será.

Considero que lo que hay que hacer de inmediato es superar los tabúes existentes, y acabar de una vez de legalizar el matrimonio gay en Cuba, que considero se ha dilatado bastante.

También creo que sería mucho mejor visto que estas iglesias Evangélicas dedicaran más tiempo al activismo social, y en vez de estar pensando en realizar marchas en contra del movimiento LGTBIQ, brinden ayuda en las escuelas con sanos proyectos que sirvan para proteger a niños y niñas con problemas de aceptación, que sufren maltratos, como los sufrí yo en carne propia, cuando durante parte de mi niñez y juventud, fui rechazado y humillado por alumnos y profesores, por ser un hijo de Dios diferente.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *