Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Calendar
November 2018
MTWTFSS
« Oct  
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930 

Ursinio y el sindicato

A estas alturas del campeonato —no el nacional de b?isbol, sino el de la Revoluci?n Cubana—, hay quien se pone reflexivo y le asalta una pregunta: ?para qu? sirve un sindicato?

?Para recoger dinero, claro est?, puede ser la respuesta de un pragm?tico. ?Para organizar nuestras reuniones?, dir?a otro. ?Para representarnos, chico, para representarnos?, podr?a responder quien conserva la fe en aquel que, sentado o no delante de un auditorio, ha sabido ganarse la confianza de sus compa?eros de labor a golpe de ejemplo y sensibilidad humana.

Esa podr?a ser, en resumen, otra de las definiciones del ?sindicato?: asociaci?n de trabajadores representada por un l?der sensible que no tema a decir lo que piensa delante de cualquier concurrencia, en defensa de los derechos econ?mico-laborales de sus colegas.

Habr? quien se eche a re?r, quien suspire de nostalgia o, incluso, quien se?ale con un dedo lo que podr?a ser y ya no es. Habr? quien dude, pero tambi?n quien tenga certezas y ejemplos, sobre todo de cuando tuvo que ir al centro mismo del coraz?n del sindicato —y no precisamente para pagar su cuota— con el fin de que le ayudasen a resolver alg?n problema, alg?n malentendido, alguna decisi?n injusta…

Ahora que los preparativos para la inminente zafra azucarera en Holgu?n ocupan a los obreros de las diferentes ?reas industriales, de corte y tiro de la ca?a, y las principales labores en las f?bricas se concentran en poner ?al quilo? las calderas de los ingenios (hasta donde lo permita la tecnolog?a), mientras se precisan detalles en los medios dedicados a la cosecha y la transportaci?n de la gram?nea, un nombre se hace inspiraci?n, no solo para los hombres del az?car, sino tambi?n para sus sindicatos: Ursinio Rojas Santiesteban, quien inici? su vida laboral tan precozmente que es posible que no hubiese conocido mejor juego, en sus siete a?os, que el trabajo honesto, aunque no siempre bien remunerado.

Cuando este 9 de noviembre una nutrida representaci?n de holguineros se junta en simb?lico acto de recordaci?n al l?der obrero, quien fuera sustituto de Jes?s Men?ndez luego de su asesinato y ostent? el m?rito de haberse entrevistado con Fidel en la Sierra Maestra para organizar la Huelga del 9 de abril, no solo estar?n recordando el aniversario 105 de su natalicio, sino tambi?n su impronta como l?der sindicalista, durante casi toda su vida.

El joven que conoci? la zafra azucarera por dentro???????? —siendo auxiliar de limpieza, cortador de ca?a, empleado en la casa de bagazo—, fraguar?a su convicci?n de luchar en favor de la clase trabajadora, entre el sudor de cada jornada, all? donde abunda el sacrificio y la ternura.

Quiz? porque sus padres —ambos analfabetos— le ense?aron el valor del trabajo en la finca El Mamey Tacaj? —en el actual B?guanos—, a Ursinio no hubo quien ?le hiciera cuentos? acerca del control y uso de los recursos del movimiento sindical. Una an?cdota narrada al peri?dico Trabajadores por Luis Sime?n Salinas, subalterno suyo en la direcci?n del Sindicato Nacional de Trabajadores Agr?colas, descubre su posici?n ante el despilfarro:

?Un d?a lleg? a una oficinita, en un municipio, y le pregunt? al compa?ero: “?Y ese bombillo de 100 watts?” Aquel le respondi? que le estaba comiendo la vista, y ?l le dijo: “La vista no, ?el presupuesto es lo que se est? comiendo!”?, cont? Sime?n Salinas.

Pero el ejemplo de Ursinio ha quedado en la memoria de sus compa?eros por su preocupaci?n y sus constantes visitas al trabajador enfermo, por su exigencia para que se obtuviesen mayores resultados productivos, por su determinaci?n de no callar cuando hab?a un problema que afectaba, al menos, a uno de sus compa?eros.

Seg?n Sime?n Salinas,? cuando hab?a que plantear una dificultad ?no se somet?a a nadie y, como dirigente sindical, se enfrentaba a quien fuera necesario. Ve?a el sindicato como un baluarte de la Revoluci?n?.

Mientras en el municipio holguinero de B?guanos se celebran los 105 a?os del nacimiento de uno de sus hijos, que constituye un paradigma de lo que es ser un l?der sindical, en todo el pa?s se desarrollan las conferencias provinciales a prop?sito del 21er. Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, impostergable ocasi?n para volvernos a preguntar, entre otras muchas cuestiones, qu? papel deben asumir los sindicatos y c?mo vamos a hacer para lograrlo.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *