Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Calendar
December 2018
MTWTFSS
« Nov  
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31 

El camino de un mercado

Noviembre del 2019 es la fecha de reinauguración del mercado de los Cuatro Caminos, un regalo por los 500 años de fundación de La Habana

Por su grado de deterioro, casi el 80 % de la estructura fue regenerada. Foto: José Manuel Correa

Por: Vivian Bustamante Molina

Mejor vista y funcionalidad que la exhibida en sus años mozos, a comienzos del siglo XX y etapas más recientes, va cobrando un sitio emblemático de la capital: el popularmente conocido mercado de los Cuatro Caminos, toda una manzana conceptuada ahora como centro comercial de nuevo tipo.

A pesar de la pancarta que identifica la obra, todavía hay quienes comentan que allí operará una tienda administrada por una empresa china. Nada más lejos de la realidad. La instalación es propiedad del Grupo Empresarial Cimex que, primero en los proyectos y poco a poco en la realidad, ha ido forjando un edificio que generará casi el 60 % de la electricidad que consuma, por la instalación de paneles solares en su cubierta.

Antes de adentrarnos en detalles de la construcción y los servicios que se brindarán, es obligado «matar» la primera curiosidad: ¿cuándo concluyen los trabajos?

«Noviembre está pactado como la fecha de inauguración, pero en septiembre debe estar concluida la obra civil para realizar las pruebas de los sistemas, dar los toques finales, llenar los almacenes y colocar el mobiliario y los productos», precisa el ingeniero Emilio Morales Rúa, especialista principal.

«Esto significa un gran reto, pero lo asumimos», subraya el experto y sostiene la ingeniera Dolores Díaz Álvarez, inversionista principal de la obra, dividida en dos etapas para su rehabilitación. Todavía no ha finalizado la primera y más difícil, la de restauración y recuperación, que ha incluido la regeneración estructural, el tratamiento de fachadas y el cambio de cubierta.

Mercado para rato

El contrato inicial para comenzar a trabajar en el mercado data del 20 de diciembre del 2016, firmado con Arq Decons, primera de las tres cooperativas no agropecuarias que laboran allí, pues sus operarios y técnicos comparten tareas con sus homólogos de Arq Const y La Primera de Plaza, así como de la empresa Atrio, del Ministerio de Cultura, de sobrada experiencia en el tratamiento de fachadas y portales, resalta Morales Rúa.

«Apostamos por esa fuerza a partir de un proceso de concurrencia, y nos ha ido bien. Son calificados, empiezan a las 07:00 y terminan a las 18:00 hora local, y están dispuestos a asumir el doble turno al igual que nosotros, a fin de terminar en tiempo y sin maratones».

Quien vio el marcado deterioro del mercado y lo recorre ahora puede aquilatar el esfuerzo bien recompensado. Casi el 80 % de la estructura fue regenerada, sobre todo las losas de entrepiso, muy dañadas porque la falta de techo permitió severos perjuicios por la inclemencia del tiempo. Asimismo fueron eliminados elementos que habían sido agregados y eran improcedentes.

Aunque todo no se centra en el esfuerzo físico. Materiales de las firmas Mapei, Sika y Resigum, de probada calidad internacional, incluidas decenas de obras de diverso tipo en Cuba, garantizan el tratamiento de los aceros en las columnas, paredes y pisos.

«Son productos para el presente y el futuro del inmueble, sometido a  permanentes condiciones de humedad, por la cercanía del manto freático, y la polución ambiental que deteriora mucho las paredes exteriores», señala la inversionista principal.

Despeja nuestra duda en cuanto al costo beneficio, pues asegura que el estudio de factibilidad económica avala la recuperación de la inversión, que, ante todo, debe garantizar calidad y durabilidad a este edificio patrimonial de grado 2.

Respeto a las ordenanzas

Dicha condición ha sido acatada y el Grupo de Proyectos de Inversiones Cimex fue muy estricto en el cumplimiento de las regulaciones urbanísticas. Todo se consulta con la Oficina del historiador de la ciudad de La Habana, asegura el arquitecto Yosbel Hernández Peñate, proyectista principal.

Durante el recorrido apunta que el estudio de la carpintería se realizó con imágenes históricas y las propuestas fueron aprobadas por las comisiones Nacional y Provincial de Monumentos.

«Hemos sido celosos con las puntualizaciones luego de los profundos estudios realizados por la Empresa Nacional de Investigaciones Aplicadas, de los cuales emanaron las disposiciones de qué respetar, como los portales, fachadas, escaleras, patio interior, columnas y estructura de la cubierta, y qué demoler. Esta última tarea superada en lo previsto, como ocurre habitualmente en obras de rehabilitación, porque cuando se va devastando afloran más afectaciones», dice.

Y el resultado –expresa– es que estamos rescatando una vieja edificación adecuándola a la modernidad, desde su proyección arquitectónica, los materiales y equipamiento a usar hasta los servicios, porque menos calzado y confecciones, el cliente podrá encontrar todo lo necesario para el hogar.

Otro símbolo para la ciudad

¿Se imagina este mercado con pisos de granito blanco en la planta baja y de losas con esa semejanza en el segundo nivel? Es difícil si conservamos la imagen de antaño.

Sin embargo, el cambio planeado es general. Está concebido el beneficio de los productos agropecuarios, que al igual que los cárnicos «vestirán» sus mejores galas en el equipamiento comprado al efecto, nos manifiesta la inversionista principal de la obra.

La pulcritud que ya se observa en las fachadas también primará en las áreas de ventas, donde habrá un mobiliario a la altura de cualquier centro comercial del mundo, y en función de esto se corresponde además la tecnología, como por ejemplo, los novedosos equipos de climatización que aportan ahorros energéticos importantes y serán operados centralmente, al igual que todos los sistemas: el de iluminación, los paneles solares, las cámaras, la red contra incendios…, agrega.

Y para corroborarlo nos facilitan algunas imágenes. Es la meta para la cual resta trabajar muy duro, pero bien vale la recompensa, porque habrán rescatado una instalación para orgullo de la historia y el patrimonio de esta ciudad.

PRECISIONES:

El mercado ocupa 10 600 m2 de la manzana comprendida entre las calles Monte, Cristina (hoy Avenida de México), Matadero y Arroyo (Avenida Manglar).

En su planta baja ofrecerá servicios comerciales y gastronómicos. También habrá talleres de posgarantía para la reparación de equipos electrodomésticos.

La venta de productos agropecuarios y cárnicos será atendida por  la Empresa de Mercados de La Habana.

Cercanos a las escaleras de acceso hacia la planta alta se ubicarán servicios sanitarios para el público.

En el segundo nivel se comercializarán productos para el hogar y habrá una cafetería.

Tomado de Granma

?

La entrada El camino de un mercado aparece primero en Radio Metropolitana.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *