Mas de 200,000 enlaces a la prensa Cubana . Miles de visitantes diario. Necesitamos un servidor mas fuerte. Ayudanos por favor.


Calendar

October 2017
MTWTFSS
« Sep  
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031 

Baracaciones

Cierra etapa cúspide del verano en Baracoa

Donde mismo se inició el pasado 5 de julio en Baracoa la etapa veraniega Por la sonrisa de mi gente, se reunieron este sábado quienes quisieron decir adiós a casi dos meses de propuestas artísticas y deportivas en tiemp... Continue reading

Cierra etapa cúspide del verano en Baracoa (+ fotos)

Fotos: Addrian PierraDonde mismo se inició el pasado 5 de julio en Baracoa la etapa veraniega Por la sonrisa de mi gente, se reunieron este sábado quienes quisieron decir adiós a casi dos meses de propuestas artístic... Continue reading

¡A refrescar!

Verano 2014 en Baracoa (río Toa)

Foto: Addrian Pierra

Para todos es conocido que las altas temperaturas por estos días han tocado a los cubanos. Algunos han preferido quedarse en casa; sin embargo, la mayoría no pierde la oportunidad de ponerse traje de baño en un santiamén y llegarse hasta la playa o el río más cercano.

Baracoa posee una característica, para muchos esencial, y es el hecho de poseer hermosas playas que bañan sus costas, así como ríos espectaculares de aguas transparentes que bajan desde las más intricadas montañas.

Por tal razón turistas y locales se adentran en los campos baracoenses para buscar riachuelos y naturaleza únicos que le proporcionen bienestar espiritual y los alejen de los bullicios de las grandes ciudades y del día a día laboral.

El sentimiento que nos llega una vez dentro de las cristalinas aguas, así como la sensación de formar parte de una naturaleza -para nosotros única y añorada desde cualquier parte del mundo-, es una experiencia singular pues nos enseña quienes en realidad somos y de dónde venimos.

Y para “ponerle la tapa al pomo”, como decimos los cubanos, un rico aguacero propio de la temporada nos baña y bendice en una tierra que, por ser “la Primera en el tiempo”, nos conduce hasta las expresiones más sentidas de un personaje que la destacó como “la más hermosa”.

Continue reading

Un mes que quema

Foto: Jorge LegañoaVivimos un verano muy caluroso y con él las actividades veraniegas. Baracoa está entre las opciones de muchas familias para visitar. Su rico clima, vegetación, playas y ríos forman parte de ... Continue reading

Un día en playa Maguana

Playa Maguana, Baracoa

Escrito por Eliana

El itinerario inicial que había planeado se había desfasado bastante por culpa de Baracoa.

Había leído de este lugar en algún foro de viaje, la gente se enamoraba de este pueblo y así me paso a mí también. No solamente por los paisajes, ya que tiene más que ofrecer que solo playas (de por sí hermosas), sino porque es también un respiro en el viaje. En Baracoa había muchos menos "jineteros" y al ser un lugar tan chico el primer día uno se siente acosado, pero al segundo día ya conocen nuestras caras y no vuelven a insistir.

El plan del día para hoy era ir a la playa. Sabíamos que a unos 22 km se encontraba Villa Maguana, y sabíamos que no mucha gente llegaba ahí, así que podríamos disfrutar de la playa tranquilamente.

Preguntamos a nuestros anfitriones de la casa particular si sabían cómo llegar a Maguana. Nos dijeron que solo podía llegarse en auto y nos recomendaron a un amigo. Claro que el amigo no tenía nuestras urgencias y tardó más o menos lo que quiso en venir a buscarnos. Eso nos pasó todo el viaje, la cadencia es otra, uno debe adaptarse o morir en el intento. De nada sirve reclamos, apuradas o manifestaciones de enojo.

La ruta que tomamos estaba bastante deteriorada, así que el viejo, caliente y enorme auto que nos transportaba parecía sufrir más que nosotros. Cuba es otro de esos lugares donde las previsiones tiempo/distancia carecen de sentido. Mejor dejarse llevar.

Finalmente llegamos a Vila Maguana. Desde la calle vimos la playa y no esperamos mucho para ir a tirarnos en la arena. Solo estábamos nosotros y un grupo bizarro de turistas mayores, oriundos de quien sabe dónde, montando un pobre chancho que debía soportar su mala relación con el alcohol. Tania estaba enfurecida y si mal no recuerdo incluso los increpó. Después nos preguntamos por qué en algunos lugares no aprecian mucho a los turistas.

Conseguimos unas reposeras y nos sentamos a admirar la playa. No creo que existan playas feas en Cuba, así que imagínense una hermosa playa celeste de arenas blancas. Es mil veces más lindo de lo que imaginan. Al poco tiempo empezaron a acercársenos los vendedores. De entre todos los ofrecimientos (coco, gamas, jugos, excursiones, mil etcéteras) aceptamos un almuerzo por un precio irrisorio: gambas, arroz y plátano frito por algo así como 2 CUC. Luego tuve la mala idea de pedir un coco y eso desató una pelea de vendedores que luego me trajeron como 5 cocos poniéndonos en una situación un tanto incómoda.

Pasamos la tarde en la playa, comiendo, relajándonos con la vista del mar, caminando en la arena y remojándonos los pies en el agua tibia. Se acercaba la hora de volver y el auto nos vendría a buscar. Se había armado un baile improvisado entre los empleados de un bar de playa y nos unimos un ratito para hacer tiempo.

Por la noche, ya en nuestra casa, disfrutamos de una cena hecha por los anfitriones. Tampoco al otro día podríamos dejar Baracoa.

Título original: Todos los celestes de Playa Maguana

Fuente: Blog Dar vuelta al mundo

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Por Eliana

El itinerario inicial que había planeado se había desfasado bastante por culpa de Baracoa.

Había leído de este lugar en algún foro de viaje, la gente se enamoraba de este pueblo y así me paso a mí también. No solamente por los paisajes, ya que tiene más que ofrecer que solo playas (de por sí hermosas), sino porque es también un respiro en el viaje. En Baracoa había muchos menos “jineteros” y al ser un lugar tan chico el primer día uno se siente acosado, pero al segundo día ya conocen nuestras caras y no vuelven a insistir.

El plan del día para hoy era ir a la playa. Sabíamos que a unos 22 km se encontraba Villa Maguana, y sabíamos que no mucha gente llegaba ahí, así que podríamos disfrutar de la playa tranquilamente.

Preguntamos a nuestros anfitriones de la casa particular si sabían cómo llegar a Maguana. Nos dijeron que solo podía llegarse en auto y nos recomendaron a un amigo. Claro que el amigo no tenía nuestras urgencias y tardó más o menos lo que quiso en venir a buscarnos. Eso nos pasó todo el viaje, la cadencia es otra, uno debe adaptarse o morir en el intento. De nada sirve reclamos, apuradas o manifestaciones de enojo.

La ruta que tomamos estaba bastante deteriorada, así que el viejo, caliente y enorme auto que nos transportaba parecía sufrir más que nosotros. Cuba es otro de esos lugares donde las previsiones tiempo/distancia carecen de sentido. Mejor dejarse llevar.

Finalmente llegamos a Vila Maguana. Desde la calle vimos la playa y no esperamos mucho para ir a tirarnos en la arena. Solo estábamos nosotros y un grupo bizarro de turistas mayores, oriundos de quien sabe dónde, montando un pobre chancho que debía soportar su mala relación con el alcohol. Tania estaba enfurecida y si mal no recuerdo incluso los increpó. Después nos preguntamos por qué en algunos lugares no aprecian mucho a los turistas.

Conseguimos unas reposeras y nos sentamos a admirar la playa. No creo que existan playas feas en Cuba, así que imagínense una hermosa playa celeste de arenas blancas. Es mil veces más lindo de lo que imaginan. Al poco tiempo empezaron a acercársenos los vendedores. De entre todos los ofrecimientos (coco, gamas, jugos, excursiones, mil etcéteras) aceptamos un almuerzo por un precio irrisorio: gambas, arroz y plátano frito por algo así como 2 CUC. Luego tuve la mala idea de pedir un coco y eso desató una pelea de vendedores que luego me trajeron como 5 cocos poniéndonos en una situación un tanto incómoda.

Pasamos la tarde en la playa, comiendo, relajándonos con la vista del mar, caminando en la arena y remojándonos los pies en el agua tibia. Se acercaba la hora de volver y el auto nos vendría a buscar. Se había armado un baile improvisado entre los empleados de un bar de playa y nos unimos un ratito para hacer tiempo.

Por la noche, ya en nuestra casa, disfrutamos de una cena hecha por los anfitriones. Tampoco al otro día podríamos dejar Baracoa.

Título original: Todos los celestes de Playa Maguana

Fuente: Blog Dar vuelta al mundo

Continue reading

The First Village of Cuba

Today it is called the First City, Landscape City, City of Waters and Mountain City. The contrast between mountains, rivers and typical marine environments of the region is one of the elements that makes the oldest city in Cuba a special place. Continue reading

The original Baracoa from Cuba

Baracoa, Cuba

Baracoa is the easternmost city of Cuba, therefore, some try to find some similarity between its location, ambience and what the Colombian writer Gabriel García Márquez described in his novel Hundred Years of Solitude. However, beyond this real isolation from the rest of the main cities of Cuba such as Havana and Santiago de Cuba, the truth is that Baracoa is not far from the coast of Haiti.

Continue reading